Etiquetas

viernes, 10 de junio de 2011

- Para Alondra -



Cierto día, hace tiempo,
un melodioso canto
llegó a mis oidos,
era una preciosa Alondra
que se posó a mi lado.
Su presencia desde entonces
me acompaña cada día,
fiel y tierna compañera
de mis días y mis noches.
Gracias Alondra querida
por no alejarte de mi,
tu melodía y tu canto
alimentan mi alegría,
y mantienes mi fe en pie
cuando la creí perdida.

. aris .