Etiquetas

martes, 30 de noviembre de 2010

- by AmigaInvisible -






 Siempre estás conmigo,
en mis noches de nostalgia
me recorres todo el cuerpo
con caricias que me dejan
un susurro en mi oido
y un beso tibio en el alma.
Te me acercas muy despacio
y al tocarme me declaras
el amor que por mi tienes
y que guardas en mi almohada.
Tu secreto me lo dejas
tan cerquita de mi cama
para que cuando amanezca
quede tu huella en el alba.
Me cobijas con tu abrazo
hasta que el sueño me gana,
porque siempre estás conmigo
en mis noches de nostalgia.



. Alicia . ( AmigaInvisible)

 

lunes, 29 de noviembre de 2010

¡Que destino cruel te hizo alejarte!

¡Que destino cruel te hizo alejarte
Rompiendo en mil pedazos mi alegría!
Insufrible tu ausencia día tras día
Me duele hasta el aliento de extrañarte.

Todo yo, estoy herido de buscarte:
Tu mirada, tu voz, tu compañía,
Si tu sufres también la lejanía,
Enséñame a saber cómo encontrarte.

Tuvimos siempre a gala ser sinceros
Y lo fuimos. Tu y yo sabemos cuanto
Quisimos ser en todo verdaderos

Quisimos compartir y darnos tanto,
Nos dimos tan completos, tan enteros........
Sólo faltaba compartir el llanto.

viernes, 26 de noviembre de 2010

- Poseía - Cortesía by Carlotta




Esta es mi cara y ésta es mi alma; leed:

Unos ojos de hastío y una boca de sed...
Lo demás, nada ... Vida... Cosas... Lo que se sabe...
Calaveradas, amoríos... Nada grave.
Un poco de locura, un algo de poesía,
una gota del vino de la melancolía...
¿Vicios? Todos. Ninguno...Jugador, no lo he sido;
ni gozo lo ganado, ni siento lo perdido.
Bebo, por no negar mi tierra de Sevilla,
media docena de cañas de manzanilla.
Las mujeres.. -Sin ser un tenorio, ¡eso no!-,
tengo una que me quiere y otra a quien quiero yo.


Me acuso de no amar sino muy vagamente
una porción de cosas que encantan a la gente...
La agilidad, el tino, la gracia, la destreza,
más que la voluntad, la fuerza, la grandeza ...
Mi elegancia es buscada, rebuscada. Prefiero,
a olor helénico y puro, lo "chic" y lo torero.
Un destello de sol y una risa oportuna
amo más que las languideces de la luna.
Medio gitano y medio parisién -dice el vulgo-.
Con Montmartre y con la Macarena comulgo...
Y antes que un tal poeta, mi deseo primero
hubiera sido ser un buen banderillero.
Es tarde... Voy de prisa por la vida. Y mi risa
es alegre, aunque no niego que llevo prisa.



. Manuel Machado .

 

- Amistad - Cortesía by Isis






Cuando alguien te quiere de verdad,
es lento para perder la paciencia contigo.

Toma las circunstancias de tu vida
y las usa de una forma constructiva para tu crecimiento.

Está de parte tuya, quiere verte madurar
y desarrollarte en el amor.
Le duele profundamente cuando pierdes el camino,
pero te orienta a seguir la senda correcta.

Sigue confiando en ti,
cuando a veces tú ni siquiera confías en ti mismo.

Trabaja pacientemente contigo porque te ama
y corrige de tal manera que cuesta entender
la profundidad del cuidado que tiene por ti.

Nunca te abandona aunque muchos de tus amigos lo hagan.
Se queda a tu lado cuando llegas al fondo de la desesperación,
y no te juzga sino que te ve con total justicia, hermosura y amor.

. Desconozco autor .

- Bienvenida - Cortesía by Carlotta




Me ocurre que vas a llegar distinta
no exactamente más linda
ni más fuerte
ni más dócil ni más cauta
tan sólo que vas a llegar distinta
como si esta temporada de no verme
te hubiera sorprendido a vos también
quizá porque sabes
como te pienso y te enumero
despues de todo la nostalgia existe
aunque no lloremos en los andenes fantasmales
ni sobre las almohadas de candor
ni bajo el cielo opaco

yo nostalgio
tú nostalgias

y como me revienta que él nostalgie
tu rostro es la vanguardia
tal vez llega primero
porque lo pinto en las paredes
con trazos invisibles y seguros
no olvides que tu rostro
me mira como pueblo
sonríe y rabia y canta
como pueblo
y eso te da una lumbre inapagable

ahora no tengo dudas
vas a llegar distinta y con señales
con nuevas
con hondura con franqueza
sé que voy a quererte
sin preguntas
sé que vas a quererme
sin respuestas.




. Mario Benedetti .


jueves, 25 de noviembre de 2010

- Quién pudiera .. - by Zaza




Quién pudiera
mirar siempre de frente
para poder hablar,
hablar sin errar,
caminar sin mirar atrás,
decir "no miro atrás",
perdonar lo imperdonable,
lo que nunca debió suceder.

Quién, quién pudiera...
Seguir siendo la persona inocente
que fue al nacer.

  . Zaza .

- Te pienso - by Brisademar




Pienso, y en él pienso
por impulsos, por momentos
con recreo ,pero le tengo de continuo
en mi pensamiento.

Cómo me sucedió todo
sin él saberlo ni pretenderlo,
entró suavemente por mis ojos
mientras leía sus pensamientos.

Fue por días
fue por momentos,
pero sus palabras eran bálsamo
en mi alma y para mi cuerpo.

Me sentí palmera,
me sentí océano,
desierto y estrella
arco iris, y el firmamento entero.

Cada poema que leía
era para mí un cuento,
me sentí protagonista
de cada uno de sus momentos.

Sentí cada beso suyo
sin siquiera conocerlo,
el roce de sus manos en mi cara,
y su aliento por mi pelo.

El olor de su perfume
todavía lo recuerdo,
su cuerpo y el mío juntos
y era sólo en mi cerebro.

Sus ojos de miel y los míos
se acarician mutuamente,
los míos con calor y vida
los suyos sólo en mi mente.






. Brisademar .


miércoles, 24 de noviembre de 2010

- Yergue el sol... - by Norman


Yergue el sol su cara perezosa,
ilumina los lindes del camino,
en su sitio sitúa a cada cosa
uniendo horizontes y destino;
detrás de cada cual irá su sombra
como el río que ofrece a tu mirada
la rama seca, el nido de la alondra,
vacio de plumas y lleno de nada.
Inexistente desde la luna llena,
triste fue el canto, noche serena
triste el silencio, triste la albada
triste es el llanto que a mi me vela
triste fue el beso en la madrugada.
A donde me lleva este discurrir
este regazo frio y misterioso
quien recordará mi nombre tenebroso
cuando coloréen las flores de abril.
Ya no me arrastres, cauce sinuoso,
no estires más mi escarnio doliente
déjame allí, junto a aquella fuente,
al lado de aquella rama de higuera;
quiero morir ahora, en primavera
para que en mi último guiño de amor
sea la fragancia de aquella rosa
la mano que meza mi último adiós.


. Norman . 24-03-2010

- Hoy me di la media vuelta - by Potrillo


Hoy me di la media vuelta y sobre mis propias huellas
Camine polvos y abrojos de recuerdos y querellas
Mancille mis pensamientos con dolencias y tropiezos
Que acordonaban mis pasos pesadumbres viejos lienzos
Al pisar en cada huella sobre el polvo acumulado
Nada queda de nosotros cada quien tomo su lado
Como el cruce del camino hacia diferentes rumbos
Solo el viejo escaparate en la mente de dos mundos
Que solían los mismos rayos alentados por un sol
Bajo sombras de pestañas que hermetizan su crisol
Deambule horas y días y en las sombras de la noche
Como un bosque ilusionario con el canto del reproche
Temblorosas alas blancas que volar fue mi delirio
Como aparecer un día en las flores de tu lirio
Si mi barca en cada puerto ramilletes de mi vida
Poco a poco marchitaron con el ancla más la herida
Deteniendo el tiempo ido como garfio de suspiros
Laberintos y escaleras en el poso sumergiros
Entre el polvo de la vida cunado mi nostalgia crece



. Potrillo . 24-03-2010

- Ella y Tú.. - by ElHerrante


Entre ella y tu,
hay una gran diferencia para mi,
pues no se quien de las dos,
tiene más de mi,
si ella que duerme,
y despierta entre mis brazos,
o TU,
que duermes siempre en mis sueños.
Ella que goza de mi presencia,
dia a dia,
o TU,
que gozas de mi pensamiento
toda mi vida a pesar de la ausencia.
Ella que se refleja en mi mirar,
o Tu que te reflejas en mi mirada.
Ella que tiene mis besos,
o TU,
que tienes el calor de cada uno de ellos.
No se quien es mas feliz,
si ella que me tiene a su lado,
o TU,
que tienes mi dulce,
y tierno amor,
que es mi sufrimiento callado.
Yo sé que ella me tendrá por siempre,
y TU,
siempre me tendras a ratos,
porque nuestro amor,
es de esas llamas que van encendidas,
desde lo más profundo del alma.
Entonces, amor,dime:
¿Quien tiene más de mi,
Ella o TU?



. Elherrante . 24-03-2010

martes, 23 de noviembre de 2010

- PRESA EN MI - by Lohuvi


Días largos inundados de horas muertas,
horas vacias donde solo existe ausencia,
vagamos entre sombras y seguimos
caminando hacia la nada.

Te maltratas ideando días nuevos,
llamando a gritos a quien no llega,
pero no te apresures,
la premura jamás fué buena.

Sigue caminando, despacio, poco a poco, y
sin parar, que te seguiré viendo
presa en mi abrazo.

Hoy, esta tarde he preguntado a mi pasión,
que quien es mi locura y mi sentido,
no respondió....
tan solo me miró y te trajo a mi recuerdo.

Miro al sol, oscuro y breve, y
te pinto entre las nubes,
con tonos ocres y azulados,
será que llegó la primavera.

Y ahora, esta noche....
quiero que sepas que te sigo soñando con tu abrazo,
que sigo soñando con tu alma entre la mia, y
que deseo que llegue el día que pueda
poner fin a tu vivir cansado.


. Lohuvi . 22-03-2010

- Sueños - by AmigaInvisible


Sueño con un mañana
despertar que estés a mi lado
sueño con verte feliz
y verte sonreir
sueño con una mirada
que no necesite palabras
sueño con tu voz
susurrando al oido que me amas
sueño con acariciar tu piel
llegando hasta el último rincón de tu sed
sueño con dos almas
transformadas en una
sueño con tus miedos
convertidos en los mios
sueño con besar tus labios
y que tú beses los mios
sueño con soñar
que nunca me dejaras
que todo lo compartido
se haga realidad
soñar contigo es un sueño
del que no quiero despertar
para que no te alejes de mi jamás....


. AmigaInvisible . - Paloma - 19-03-2010

- Naturaleza - by Hoja


Anónima, sin tener valor
que enfrente, hay muros
de grave colarse por el mundo
el mal es el rigor del infierno
y son los pies que marcan, mi trabajo,
y estoy cansada, soy el resto de tus basuras,
de la tierra inútil que haceis
y del agua que os asusta,
cuando os envio mi corazón de veneno,
anhelo, sentir, que vine perdida
para querer no vender
siempre los sentimientos,
los que helada soy el asomo
y el hueso qe no te seduce
para que hambrienta
te duelan de roer tus dientes.
Y sepais que no tengo dueños.
He dado, mi sol, penumbras de dioses
dí el ligero invierno, ascendido en mares,
y somos nada, sólo avaricia en poderes.


. Hoja . 14-03-2010


Centella - . Anónimo . Cortesía by Nickaso


Era sólo una tarde más sentado a la misma mesa en el mismo rincón., como siempre sentado con la espalda sosteniendo la pared, las viejas costumbres, los malos hábitos Yo sólo era un cliente habitual del tugurio con nombre de “La Centella”, tan habitual como la pátina traslúcida y que apagaba el color de las mesas dándole un aspecto más rancio al sitio.

Me pregunté por nosecuántosava vez quién habría sido el humorista que llamó a aquel antro con un nombre tan luminioso, El lugar era oscuro, apagado no sólo las mesas lo eran, la luz iluminaba apenas el whisky delante de mí y los tres vasos más vacíos que habian precedido al que rodaba entre mis manos. Era tan apagado que sólo aparecían siluetas de marcos sobre las borrosas paredes, debían ser cuadros o fotografías, o tal vez dibujos de niño, imposibles de distinguir; que las salpicaban como gotas de sangre después de golpear una cabeza con un bate de beisbol.

Apuré el trago de golpe evitando apenas que el hielo golpease mis dientes y miré a Jerry. Jerry era el camarero, dueño y matón del local, en realidad su verdadero nombre era Gerónimo, pero claro, ¿quién utilizaría ese nombre para nombra a un camarero de un antiguo club de prostitución?. Jerry era el típico luchador, curtido en mil batallas, evitando cualquier atisbo de victoria, con ese gesto mezcla de desencanto y hastío que marca a los boxeadores con demasiadas caídas sobre la lona. La cabeza quedaba orlada por una rebelde mata de pelo que nunca había sido atacada por un peine y la cara era un mapa con arrugas tan profundas como un campo recién arado.

No era lo suficientemente tarde, ni lo suficientemente pronto para que estuviesen presentes los diferentes turnos de parroquianos. El primer turno eran los bebedores que entraban a buscar una copa y el morbo de visitar un lugar que parecía sacado de una sala del museo de cera; el segundo lo componían las chicas alegres, de triste mirada, que encontraban en el bar un lugar más sórdido que su propia profesión, buenas chicas, chicas duras de dura historia. Normalmente entraban a recibir el calor de una copa antes de continuar con su guardia de esquina.

Le hice un gesto de brindis a Jerry sabiendo que el código era recibido e interpretado correctamente, cualquier otro hubiera pensado que el mensaje se había perdido en el aire, ya que el gesto de reconocimiento de aquel hombre fue tan evidente como para mí era un informe del Banco de España. Con torpes movimientos preparó un whisky gemelo al que acababa de atravesarme el esófago, como siempre, largo y con un hielo.

De repente la puerta se abrió y una ráfaga de luz atravesó el aire en mi dirección con sacrílega indiferencia al templo de sombras en que me encontraba, parpadee varias veces, como un miope recién levantado comprobando su reloj de pulsera. Cuando la luz dejó de ser una lanza clavada en mi nervio ocular y se convirtió en un simple puñetazo en la cara puede ver su silueta.

Dicen que las mujeres tienen forma de guitarra, no sé si es así; no entiendo mucho de cuerdas, pero a la dueña de esa silueta le hubiese dado con gusto una para que me atase a la cama. La chinesca sombra que jugaba con mi líbido, se dirigió hacia mí movida sobre invisibles railes. Cuando su trayectoria le llevó a ponerse ante mis ojos me descubrí deseando que en el infierno los demonios tuviesen ese aspecto, para recibirme cuando mi hígado estallase en etílicos pedazos.


. Anónimo . Cortesía by Nickaso 13-03-2010

- EL SOL - by Potrillo


El sol ya esta empacando maletas para el viaje
Se lleva en su equipaje la ausencia como traje
Empaca bien sus rayos despide ya al ocaso
Y suelta su melena de estrellas de su frasco
Que poco a poco poblan los cielos todas ellas
Cambiando el azul por gris donde las telas
En aspas de luceros alumbran ya los mares
Y nacen otra vez mis lánguidos pesares
Con el recuerdo ingrato a causa de un amor
Que va siguiendo al sol llevándose a mi flor
Yo quedo en el jardín contando en la alborada
Las horas cuento al fin y espero su llegada
La aurora ya comienza a dar señal de vida
Sostiene en su silencio mirándose afligida
Y muda entra callada abriendo más mi llaga
La flor no llegara tan bella y perfumada
Y ya jamás podré tenerla abrazada.


. Potrillo . - 10-03-2010

- A veces... - by Potrillo


A veces me pregunto en mi silencio
Que como te prefiero cuando te pienso
Vestida con el corte de una dama
o desnuda horizontal en una cama
Vestida eres una mariposa
Desnuda eres aroma, eres rosa
A veces me pregunto emocionado
Mirándote en el humo del cigarro
Dormida descansando tu en mi pecho
Sintiendo el respirar suave y estrecho
Mirando el movimiento de tu vientre
Y detengo el pensamiento como ausente
Recorre mi mirada tu paisaje
Te acecho como a presa en espionaje
A veces te prefiero así dormida
Mirando tus costados en fatiga
Y cuando te despiertas al mirarme
Sonriente te deslizas a besarme
Tus labios al juntarse con los míos
Se mezclan como agua de dos ríos
A veces me pregunto como te prefiero
Y solo me respondo que te quiero


. Potrillo . 10-03-2010

- Aun - by Brother


Hacia el crepúsculo vuelo
donde se desvanecen los cantos
de mis marchitas quimeras
y dejo de soñar para perderme,
tras tu estela de silencio,
en un mar de pesadillas.

No eres ya mi jardín ni mi desierto
pero mi boca, anhelante, aún te canta
y sigo abrazado a tu recuerdo
que se pierde en noches olvidadas
mientras juega a misterios
equivocando caminos en la nada.

Si algún día te arrepientes
y vuelves hacia atrás esa mirada
encontrarás, en los ojos del que amaste,
gritos esperanzados de su alma
que, a pesar del paso de los años,
.. aún te ama.


. Brother. -10-03-2010

- Una Taza De Café - by Potrillo


Una taza en la mesa con humeante contenido
Con café por la mañana y me pone pensativo
El vapor hace siluetas y acompaña al cigarrillo
Como nos acompañamos hace tiempo en el banquillo
Tu sentada frente a mí con tu cara adormilada
Estrenábamos los rayos que el sol nuevo mandaba
Nos brotaban las sonrisas entre sorbos del café
Un cigarro yo fumaba entre besos que robe
Se alegraba tu carita y tu piel se te erizaba
Y tus ojos dormí lentos poco a poco despertaban
De tu bata semi abierta se veían los movimientos
De tus pechos que jugaban parecían dos monumentos
Hoy que estoy junto a la mesa sin saber quede pensando
Con el humo del cigarro y el café vaporizando
Atrapado en los recuerdos con melancolía anhelando
Lo que el tiempo se llevo sin saber como ni cuando
Imprevista despedida en jugadas de la vida
Con el tiempo y la distancia sigue abierta aun la herida
Tiembla el pecho y un suspiro recorriendo medio mundo
Desafiante va hacia ti en dirección a tu rumbo
OH mañana en nuevo día que oprimiste vieja yaga
Dale elixir al vapor y al humo del cigarro que su
imagen no se vaya.


. Potrillo . - 9-03-2010

- Mujer - by ElHerrante


No es tu cabello fino y dulce peinado,
ni tus ojos claros y penetrantes,
tampoco tus labios rojizos,
alborotadores y fascinantes.
No lo es tu cuello delgado,
estilista y maravillosamente creado,
o tu pecho preponderante,
ni tu figura torneada entus albores.
No es tu cara movil y seductora,
ni tus piernas entrecruzadas llenas de arminia,
y seducción,
donde me marcan mi camino.
No es tu forma de mirar amenazadora,
o tus palabras cargadas de valor,
ni cuando me evitas
o cuando llamas mi insinuante ,
mi atencion.
Mujer mas alla de todo esto
la verdad es que...
lo que me encanta de ti
es la femineidad con que bordeas tus encantos,
lo que me gusta de ti
es la sensibilidad con que observvas las cosas,
lo que me mata de ti,
es tu fuerza creadora,
que da vida.
Lo que me enamora de ti.
Mujer:
eres lo que eres porque así debe ser,
y nada en el universo seria
completo,
si no fueras
mujer.


. ElHerrante . -9-03-2010



- Serenidad - by aris


De mañana, tarde o en bellas madrugadas,
en la sala, nos invaden unas suaves notas,
que nos acarician, tiernas, aterciopeladas,
románticas baladas que invitan a soñar.

La música nos acompaña mientras hablamos,
nos vamos conociendo, poco a poco, sin prisa,
intercambiamos opiniones, charlas gratas..
vamos descubriendo la calidez que se respira.

Habrá quién piense que no es importante,
todo lo que está flotando en el ambiente,
esas dulces melodías, ese cariño creciente.
Los que estamos ahí, lo sentimos presente.

Sala tranquila, sala de buena gente..
De buena música, de amistad latente..


. aris . -2-03-2010



lunes, 22 de noviembre de 2010

- Nostalgia - by Brisademar


Cuando me invade la nostalgia
siempre acabo mirando al cielo
como si lo que por allí habita
me fueran a enviar tus besos.
 
Busco una palabra, una sola
que resuma lo que  yo siento
no la encuentro, no existe
lo miré  en el diccionario entero

No quiero palabras ya escritas
ni tampoco un........te quiero
necesito que describa, en una sola
todo lo que llevo dentro.
Que unifique mis sentidos
la alegría y la tristeza al mismo tiempo.
El sentirte y no tenerte
El verte sin mirarte
El amarte sin conocerte,
y con todo esto
cada vez más desearte


   . Brisademar .


viernes, 19 de noviembre de 2010

- Una palabra desnuda -


Una palabra desnuda,
es todo lo que te ofrezco;
Una palabra desnuda y sola.
Una verdad limpia de polvo y paja
en este bosque de almas inanimadas
que ocultan los verbos sencillos.
Un as de corazones llevo,
apuesto todo a esta jugada,
entre escaleras de colores sin brillo,
y faroles dorados de cuarzo perfecto,
sin mecha que alumbre
ni mano que sostenga.
Un viajero sentado en el andén;
eso es lo que soy,
que ocupa el abismo de la distancia
consultando mapas arrugados,
trazando rutas plateadas
entre mares rojos y frambuesales.
Una maleta tengo,
cargada de palabras desnudas,
guardada en el sótano, donde apenas,
un rayo de luz opalescente
ilumina débil y oblicuo
la verdad indefensa .
Pero el tren no viene
y la tarde ya pardea
tiñendo de reflejos ocres
la cara amarga de la ausencia;
y de brillos infinitos
los railes de la esperanza.

   . Norman .  
23-02-201


- Con la gente que me gusta -

video

Para mi .. esa gente sois vosotr@s
Gracias por ser mi Serenidad


    
                                            
 arisenag  
           
                  

jueves, 18 de noviembre de 2010

- Aurelio by Lorenspy -



Esta es la historia de Moro un perro que tenía por amo a Aurelio, un niño que vivía en la Galicia profunda, en la provincia de Lugo en un pueblecito llamado “Dos Montes”.
La jornada de Aurelio comenzaba como todos los días sobre las 5 de la mañana, antes de salir para la escuela tenía que ordeñar la vaca que tenían en casa, para que su madre impedida de una pierna no tuviera que sufrir los fríos de la mañana. Su madre se llamaba Carmen pero todo el mundo le llamaba Maruxa. Después del ordeñe, llevaba la leche para la cocina cerca de la lumbre para que no se enfriara en demasía. Se aseaba en una tina metálica herencia de su abuela Patricia. El agua estaba fría pero sabía que llegaría limpio a la escuela a su último día de clase antes de las ansiadas vacaciones de Navidad. Se preparó un gran tazón de leche con las migas de pan que sobraron del día anterior y toda la nata que pudo recopilar del cubo de la leche, necesitaba energía para el camino.
Sonó el reloj de pared desvencijado con el paso de los años, aquel reloj que fue lo único que su abuelo trajo el día que volvió de la Argentina con el estigma de la muerte en su rostro, Ya eran las 6 de la mañana, recogió su cartera con los libros y después de darle un beso a su madre que seguía postrada en la cama, se fue camino de la escuela. Su gran perro Moro salió a su encuentro y los dos tomaron el camino de la escuela. Les quedaba una hora de buena marcha hasta llegar al pueblo llamado Piquín donde estaba la escuela.
La maestra, les tenía preparada una sorpresa, la chimenea de la escuela tenia un color rojizo y un olor a madera quemada que inundaba toda la habitación. Hoy vais a escribir la carta a los Reyes Magos de Oriente, y como no quiero que lleven faltas de ortografía me las quedaré yo y las mandaré todas juntas el día que baje a Lugo para hacer unas compras.
Aurelio cogió una hoja y comenzó su carta a los Reyes:
Queridos Reyes Magos, soy Aurelio y vivo en Dos Montes, para estas navidades quiero pediros un favor, solo uno quiero que mi papá vuelva y me traiga calor para mi corazón y el de mi madre.
La carta se la dio a la profesora y esta la leyó, al rato le pregunta: ¿Aurelio no vas a querer juguetes?
Él le respondió que con todo lo que tenía que hacer en la casa no tenía tiempo para jugar.
La maestra no le dijo nada, sabía que parte de su carta se cumpliría, Maruxa ya le había contado que recibió una carta de su marido anunciándole su regreso.
Aurelio estaba sentado en su pupitre y solo jugaba con el lápiz, cuando por culpa del calor de la escuela empezó a dormirse muy despacito.
Llegadas las 12 y media de la mañana la maestra lo despertó porque ya eran Vacaciones ya podía volver con Moro para casa.
Comenzaron el camino de regreso a casa, y al pasar por las piedras del río vio un reflejo en el agua, algo había que le llamaba poderosamente la atención, se puso de rodillas, alargó el brazo y recogió del cauce del río una medalla de oro que se le hizo conocida. Aquella medalla se la había regalado su abuelo antes de morir y por detrás rezaba la inscripción: Jamás regresaré sin ser rico. El nunca entendió esa inscripción su abuelo volvió medio muerto y con una mano encima de otra, pero rico debía de ser por que a las honras funerarias acudió todo el mundo de cinco pueblos de alrededor.
Siguió su camino hasta casa y oyó una voz que lo llamaba desde lejos que decía: Aureliooooooo Aureliooooooooo donde estas ven que tu padre está en casa, Aquello fue el acicate que necesitaba para subir aquella cuesta rompe huesos que faltaba para llegar a casa.
Cuando llegó se encontró con su padre, aquel hombre parecía cansado pero en los ojos llorosos y en sus brazos abiertos encontró el calor de un padre, que regresaba de las minas de Asturias para no volver más a aquel infierno.
Esos días antes de Nochebuena fueron el regalo más maravilloso que pudo soñar nunca. Con los dineros que su padre ahorró en aquellos 7 años, se mudaban para el pueblo de Piquín así ya no tendría que levantarse tan temprano todas las mañanas, y su madre podría ir al médico más a menudo.
Eran días felices para la familia, pero Aurelio se resignaba a abandonar su montaña algo le decía que su futuro estaba allí, con su amigo fiel Moro y todos los recuerdos de su niñez cuando jugaba con su abuela, cerca de la lumbre y le contaba cuentos de historias vividas.
Aquello no lo podía soportar no quería vivir en el pueblo, echaba de menos su rutina, y Aurelio enfermó. Nadie sabía el porqué. Los médicos se afanaban en buscar remedios pero aquel niño se iba, lo llevaron a La Coruña y allí estuvo tres días antes de morirse lejos de su aldea. Cuando lo enterraron al lado de su abuela y su abuelo nadie se lo podía creer tan sano y tan fuerte como era el muchacho. La gente empezó a comentar que el niño había muerto de pena. Su gran perro Moro no se separó de él hasta que le llegó el día 2 semanas después, exhausto sin comer ni beber y aullando todas las mañanas a las 6 porque lo echaba de menos.
Si alguna vez has encontrado a un amigo de los de verdad, cuídalo es tu gran tesoro. La vida solo te da una oportunidad y tu gran amigo puede ser el que menos te lo esperes. Gracias por estar ahí.


   . Lorenspy .


POESIA

¿ Para qué la poesía  ?
………………………………
¿ Para qué las estrellas en la noche ?
¿ Para qué comunicarnos ?
¿ Para qué la memoria ?
¿ Para qué la música ?
¿ Para qué despertar ?
……………………..
¿ Para qué la poesía  ?
Para mantener despierta la esperanza
Para ver lo invisible a nuestros  ojos
Para hablarnos con la fantasía
Para poner una gota  de locura en la cordura
Para ser amiga en la noche solitaria
Para hacer posibles nuestros sueños
Para alcanzar el cielo con el alma
Para salvarnos de una muerte cada día
Para hacer más viva nuestra vida
Para contar, no lo que es,  sino  lo que desearíamos que fuese
………………………………………..
¿ Para qué la poesía  ?

Os invito a responder …


Brother

miércoles, 17 de noviembre de 2010

Arisenag un abrazo para ti




ReyArturo carta de amor




martes, 16 de noviembre de 2010

- LA LLAMADA - ( Relato by Arthur )

El atardecer teñía la mágica orilla del Mediterráneo de colores anaranjados y violáceos. El azul del cielo era el color de sus ojos. ¡Qué ojos! Ojos como ese cielo, que se desvanecía en la negrura de recuerdos que asomaban en el horizonte.

Allí, esperando, sobre la arena tibia de la tarde, se hallaba el hombre. En su mirada, la línea difícil que separa el mar del cielo. Su pelo se mecía con la suave brisa estival, mientras sus tobillos se dejaban acariciar por el murmullo del rompeolas.

Junto a él, olvidado de su dueño, medio enterrado en la arena, se hallaba un teléfono móvil, silencioso, inexpresivo. Junto al artilugio, un paquete de tabaco y un encendedor con una inscripción desgastada por el tiempo, ocupaban su lugar en aquel cuadro inacabado.

El hombre, hierático, mantenía su vista fija en el mar que se tragaba el sol, mientras los acordes de una melodía encadenada le llegaban lejanos desde algún lugar de aquel singular universo. Solo la brisa movía con una imperceptible caricia la camisa inmaculadamente blanca que cubría su torso, y ondeaba al viento del atardecer leves jirones de lino que se mezclaban con retazos de alma y recuerdos.

A pesar del murmullo de las olas y del repiqueteo del viento marino recorriendo conchas y caracolas, el hombre oyó a sus espaldas el inconfundible ruido de pisadas que hollaban frívolamente la arena sagrada del crepúsculo. Ni siquiera la maravillosa melodía de Cole Porter que se escuchaba de fondo pudo disimular el chasquido de aquellos pies que se acercaban observando las líneas inconfundibles de su espalda.

Él percibió en aquel momento el aroma inequívoco de aquella mujer. Era el perfume de todas las mujeres del mundo. Era una fragancia que aunaba la sabiduría y la sensualidad de todos los siglos del Tiempo. Era la tarjeta de presentación de una vieja conocida. El hombre sonrió en una irónica muesca de desprecio, sin que sus ojos se apartaran del horizonte inacabado.

Ella se sentó a su lado, sin decir nada, con un estudiado movimiento. Sabía que él no la miraría. Jamás la miraba. Era de aquellos hombres que se escapaban a su eterna seducción.
Lentamente, se quitó las lentes ahumadas, y el viento recorrió la orilla mientras una cresta de espuma saludaba a la extraña mujer.

El hombre sacó un cigarrillo de su envoltorio, y lo llevó a los labios, ajeno por completo a los propósitos de la sensual dama. Sin que le diera tiempo a reaccionar, ante su emboquillado se encendió una llama azul, como aquellos ojos que ocupaban su recuerdo y su memoria.

- Hola Jaime – dijo la mujer mientras le encendía el pitillo.

El hombre inspiró el humo letal y exhaló una bocanada de humo que se dispersó con los colores del atardecer. Ni siquiera la miró. Sus ojos seguían, descendentes, la puesta de sol. Ella agachó su cabeza y descubrió el teléfono que los granos de arena pugnaban por ocultar.

- Hola Destino – dijo él pausadamente, sin apenas mover los ojos.

- Otra vez el atardecer. Precioso espectáculo, verdad? –dijo ella con un tono de leve ironía – Todos los días la noche sigue al día, y el día a la noche. La oscuridad se torna en luz para después esconderse en el mar.

El hombre no respondió. Los colores anaranjados se volvían cada vez mas intensos, y el mar se tornaba en tonos aún más oscuros. Destino vio como el fornido brazo sostenía el cigarrillo sin inmutarse.

- El crepúsculo es mágico, Jaime – dijo ella – Solo que dura un momento en el día. No puedes pretender vivir siempre en el ocaso. No es real. Es una parte del todo. 
- El ocaso es equilibrio, Destino. Es la paz entre la luz y las tinieblas. – dijo el hombre – La tregua sagrada entre las fuerzas de la luz y la oscuridad. Entre la ira de Dios y la desidia de los hombres.
- Tras el ocaso viene la oscuridad, Jaime. ¿Qué harás? ¿Esconderte tras los jirones de tu orgullo?
- Mi orgullo no tiene nada que ver contigo Destino. – dijo en tono irascible – Mi orgullo y mis banderas representan cosas de las que tú apenas entiendes.
- Yo guió los destinos, Jaime. Conozco a los hombres y a las mujeres. No juego a los dados, cariño. Pero no soy dueña de las banderas ni de los trozos que quedan de ellas cuando la victoria te vuelve la espalda. Igual que tampoco soy culpable de tu espera.
- ¿Mi espera? Vaya. Se me olvidó por un momento quien eras. ¿Sabes? Por un instante me pareciste una dama. ¿También eres dueña de las ilusiones?

Destino miró desde sus ojos negros, aquellos ojos de miel y flores que se ocultaban entre las incipientes arrugas de una cara expuesta a soles de lejanos desiertos, y a nieves de muchas montañas. Surcó con un imaginario dedo los vericuetos de la piel curtida de aquel hombre que orgulloso construía su palacio en los límites que separan el día de la noche, que impasible vivía a caballo entre un tiempo perdido y una época ineludible, que plantaba su bandera rota en un campo de ideales deshechos.

- Sabes que ella no llamará, ¿verdad? –dijo ella
- Lo se Destino. – respondió con un aplomo que le costaba mantener.
- No deberías pedir cosas que no te pertenecen. Eso te haría más feliz.
- ¿Eso lo dices tú? Precisamente tu… – Jaime volvió a extraer un cigarrillo de la cajetilla.
- ¿Qué esperabas, Jaime? 
- Un mito, destino. Una leyenda. Una extraña flor con la que sueño desde que era niño.
- Comprendo – asintió ella. – Esa flor existe Jaime. No es una leyenda. Pero quizás debieras conocer algo más. Esas mágicas y raras especies solo se dan a conocer en su plenitud. En determinadas noches en que la luna llena las ilumina de forma especial. Así que nunca desprecies la planta porque se parezca a las demás. Dentro de ellas, en su interior vive el proceso que las hará mágicas cuando las hadas la toquen.
- Bonito, Destino… Solo que irreal. – Miró al teléfono, y volvió la vista hacia el horizonte donde el sol ya no existía, sino solo su recuerdo. – La noche llega. Los tiempos se cumplen, Destino. Las leyendas siguen siendo leyendas, y los hombres como yo seguimos aferrados a banderas rotas en tiempos que no existen, buscando flores que no existen, y viviendo en el crepúsculo. Llega tu hora Destino. La hora de tus juegos. La oscuridad es tu aliada. 
- ¿Por qué dices eso Jaime? Sabes que no es cierto.
- Mira Destino ¿puedo pedirte un favor? – preguntó el cambiando el tercio
- ¿Qué favor? – pregunto extrañada
- Ella es especial. Sus ojos. Su mirada. Su voz. Su ternura. Por favor no la jodas. No juegues con ella. No se si es la leyenda que busco. Pero no dejare que le hagas mas daño, aunque esa llamada no llegue nunca. 
- ¿Me retas Jaime?
- Aquí tienes mi bandera. Llévate otro trozo de ella. Un día no habrá mas tela y ese día estaré yo. Tendrás que llevarme a mí. Vendrás a mi crepúsculo y allí te estaré esperando. Las leyendas Destino, siempre tienen algo de realidad. Tú, yo, las olas y el sol poniente. Será un cuadro perfecto. Pero a ella Destino, si la tocas tendrás que pasar por encima de mí. Saca tu lado bueno Destino. Dale lo que se merece, dale un sueño hecho realidad. Mejor, dale los míos.
- ¿Los tuyos? Jajájajá. Jaime. Los tuyos hace tiempo que se fueron con la marea. Hum... ¿Serias capaz de hacer lo que te pidiera con tal de que ella abandone sus miedos y sus sufrimientos?
- Si – respondió secamente
- ¿Por qué Jaime? No la conoces. No es más que una idea. Palabras bonitas en una noche de primavera. 
- Sus sentimientos son reales, Destino. Tan reales como esa Luna que comienza a asomar. Tan reales como la maldad, la envidia y la indiferencia. Tan reales como las rosas azules que crecen en las noches de primavera y se enredan con un beso y un susurro en el cuerpo inerte de la persona amada. Tan reales como las lágrimas de rocío de todas las flores del mundo al amanecer. 

La noche caía y desplegaba su manto de estrellas sobre las figuras del hombre y la extraña dama mientras el arrullo de las olas cantaba una vieja canción de amor, una canción de honor, y una canción de recuerdos que se pierden en la inmensidad de las aguas.

- Eres increíble Jaime.. – dijo Destino
- Soy real, Destino. 
- ¿Esperarás?
- Si Destino. Esperaré, aunque no haya nada que esperar. 
- Pocos hombres se confían a las leyendas.
- Pocos. Porque pocos hombres tienen la oportunidad de tocar con sus dedos esas leyendas, Destino. 
- Sea Jaime. Sea como tú quieras. No tengo imperio en el corazón de los hombres.

La dama se levantó y se alejó desapareciendo de la noche entre un tintineo de conchas y campanas marineras. El hombre sacó el último cigarrillo, lo encendió iluminando la playa vacía, cogió su teléfono, y lo volvió a dejar cerca de el, mientras su mirada se volvía a perder entre la oscura línea que separaba las estrellas de su reflejo marino.


   . Arthur .   2-04-2010

lunes, 15 de noviembre de 2010

Sala Serenidad



Esta sala se funda el 22-02-2010.
Lo que se pretende es pasar ratos agradables,oyendo buena música rodeados de una buena compañía.
Siempre ha tenido el mismo topic, sólo cambiado en ocasiones especiales y puntuales.
 Respeto Poesía Música Tranquilidad.
Por la sala han pasado infinidad de personas, y cada una de ellas han aportado algo a la sala y a las personas allí reunidas.
Por todo eso y mucho más... Gracias a todos..
Este blog se hace desde el cariño y el respeto a todos los que han contribuído a hacernos crecer un poco cada día.
Desde Serenidad esperamos que os guste.

   . arisenag .

sábado, 13 de noviembre de 2010

Sabia Manera

video